hoja de viveros jesus

Thymus vulgaris

fuente:

El Thymus vulgaris, más conocido como tomillo o tremoncillo, es una de las plantas aromáticas más populares del Mediterráneo, perteneciente al género Thymus y a la familia de las labiadas, muy utilizada como condimento y como planta medicinal.

En España el tomillo se cultiva tanto en jardines, como en pequeñas macetas en balcones, ventanales o incluso en la misma cocina, para utilizarse como planta condimentaría, ya que sus diminutas hojas, que poseen esencias aromáticas, son ideales para darles aroma y sabor a las carnes, sopas y guisos.

El Thymus vulgaris es una planta perenne de origen mediterráneo, de tallo leñoso, de escasa altura que no suele superar los 40 centímetros y que puede vivir en suelos pobres y pedregosos de regiones secas.

El color de sus hojas puede ser del verde oscuro al amarillo, según la variedad y su floración se produce a mediados de primavera en racimos terminales que habitualmente varían del color violeta al blanco. Esta floración tiene un escaso valor ornamental aunque evidentemente, el Thymus vulgaris es más atractivo cuando se encuentra en plena floración.

En el jardín se planta en grupos para crear “manchas vegetales” de escasa altura, normalmente combinadas con grupos de otras aromáticas como por ejemplo la lavanda o el romero. Por su forma de desarrollo, también permite utilizarse en la creación de borduras.

 

Cultivo

Puede realizarse en filas o eras. En el primer caso, las filas se espacian entre 60 y 80 cm y los pies de cada fila entre 25 y 30 cm. Se alcanza una densidad de 40.000 a 50.000 pies/ha. El segundo, la distancia entre eras será de 30 ó 40 cm con el fin de permitir el paso de las ruedas de tractores y segadoras y una anchura de 0,80 a 1,20 m, o incluso más dependiendo de la maquinaria. Por tanto, el cultivo en eras está indicado para el caso de explotaciones mecanizadas. Los pies sobre las eras se colocarán a unos 25 cm entre sí y preferiblemente al tresbolillo. La densidad de cultivo en eras puede llegar a los 130.000 pies/ha.

 

El suelo ha de estar bien provisto de materia orgánica, aportada en el momento de la labor, como estiércol bien pasado, a razón de 40 a 50 tm/ha. Los fertilizantes de fondo, ácido fosfórico y potasio se aportan a la vez que aquél o bien en el momento de la preparación superficial del suelo para la plantación. El nitrógeno se reparte más tarde, en cobertera, tras el arraigue de las plantas. En cualquier caso, se aporta anualmente.

Se aportarán 75-80 unidades de nitrógeno, 50-60 unidades de ácido fosfórico y 100-120 unidades de potasio.

Se recomienda el aporte adicional de magnesio y calcio, como abono de fondo, en los suelos deficientes, y también todos los años, en cobertera, favorece mucho la vegetación.

Listado de Plantas

Noticias

  • Cómo iniciarte en el mundo del bonsai

    Cómo iniciarte en el mundo del bonsai

    El bonsai es una técnica de cultivo en macetas pequeñas de algunas especies de árboles, plantas y arbustos ornamentales a los que se cortan brotes y raíces para evitar que adquieran su tamaño normal. Aquí te detallamos información para saber cómo iniciarte en el mundo del bonai.

    LEER MAS
  • NO THUMB